Se matan haciendo ejercicio y no ven resultados? Les cuento lo que me ha funcionado a mí y lo que he descubierto con el tiempo.

Les ha pasado que se matan en el gym, hacen las clases más duras y aún así no ven los resultados que quieren?

Obviamente la dieta es el factor más importante para ver un cambio de composición corporal, pero el ejercicio y la forma de entrenamiento tiene mucho que ver también. Les voy a contar lo que yo descubrí después de hacer 3 tipos de ejercicio diferentes.

Más o menos en el 2010 empecé este camino de tener una vida más saludable porque quería verme y sentirme mejor conmigo misma. Empecé haciendo un poco de entrenamiento funcional y kick boxing. Me gustaba, en realidad nunca vi mucho cambio, pero me hacía sentirme bien.

En el 2012 hice mi primera clase de CrossFit y por los próximos 4 años no volví a ver atrás. Los que han hecho CrossFit saben a qué me refiero, es una adicción total. La adrenalina que uno siente alzando esos pesos y llevando el cuerpo al puro límite del dolor es un sentimiento inexplicable de “chuzo”, uno se siente increíble.

CrossFit le permite a uno ser un “atleta” y desempeñarse como tal durante las clases “normales” o en competencias. Me dediqué a mejorar todos los días, hasta que quise competir.

Participé en un par de competencias como WOD Games 1 y 2, en RedSky Games y en el RX Challenge como parte de un equipo.

Fué chivisima la verdad, lo disfruté demasiado, pero entrenar para competir es cosa seria. Yo entrenaba usualmente 5 o 6 días por semana masomenos de 2 a 3 horas al día, haciendo todos los días 1 o 2 componentes de fuerza, levantamiento olímpico (snatch y clean & jerk) un metcon (metabólico) y usualmente trabajo accesorio de gimnasia o hipertrofia. Todos los días quedaba muerta, y todos los días estaba arratonada pero eso era lo que tenía que hacer en el momento para mejorar y poder competir en CrossFit y en su momento me encantaba.

Cuando uno hace CrossFit, obvio que el físico importa pero pasa a un segundo plano, porque lo que importa es el desempeño. Aún así a uno como mujer siempre le importa como se vé. Esa, de hecho, es probablemente la razón por la que uno empieza a hacer ejercicio en primer lugar, y yo la verdad nunca estuve 100% satisfecha con cómo me veía. Siempre buscando dietas distintas porque creía que ese era el problema.

No sé cómo pasó lo que para mi y toda la gente que me conoce era imposible, pero mi interés y emoción por CrossFit después de 4 años empezó a cambiar. Todo pasó cuando mi negocio Natural Bites empezó a crecer, y tuve que dedicarle muchísimo tiempo y atención. Entonces llegaba al box super cansada y sin ganas de darle durísimo por 2 o 3 horas.

Empecé a entrenar sola, hacía circuitos de apps como Freeletics y BBG (Sweat with Kayla) y la verdad es que lo disfrutaba mucho, era mucho más tranquilo pero igual sudaba, me cansaba y no era tan matado como CrossFit.

En algún momento decidí que para ver los resultados que quería, iba a probar pasándome a un gym “normal”, y volví al Multispa Cipreses. Como por 4-6 meses hice una programación de hipertrofia que es para “crecimiento muscular” y que para mí era súper raro no darle a morir como en CrossFit, pero poco a poco lo iba disfrutando más, y más que todo por los cambios que iba viendo en mi cuerpo.

Los que me conocen no paraban de decirme lo diferente que estaba y lo mucho que había cambiado mi cuerpo. Yo lo notaba pero talvez uno no lo ve tanto como los demás. Con sólo cambiar de programación en esos 4 meses bajé 2% de grasa, sin cambiar mi dieta, en realidad comía super mal los fines de semana. No hacía nada de cardio, muy rara vez caminaba en la banda como media hora. Ahora veo que el cambio es super notorio y que nunca había estado tan cómoda con mi cuerpo como en este momento.

Ahora lo que hago son 3 días de hipertrofia (lunes, miércoles y viernes) que son usualmente de 3 sets de 8-20 repeticiones por ejercicio. En estos momentos hago full body, osea entreno glúteo/pierna, hombro/espalda y abdominales un mismo día. En estos días sudo poco y aunque obviamente es duro. La intensidad es muy baja no me agito mucho y ni cerca a cómo entrenaba antes.

Los días intermedios (martes, jueves y sábado) hago cardio de baja intensidad, me encanta caminar en cuesta o hacer gradas o elíptica viendo videos de youtubers que me gustan, se me va el tiempo rapidísimo. Sigo sintiendo que es raro después de entrenar por 4 años a morir entrenar así ahora, pero no siempre y no para todo el mundo darle durísimo significa ver resultados, en mi caso entrenar más enfocado y a intensidad moderada le dió a mi cuerpo lo que realmente necesitaba. Ha sido un alivio para mí y para mi cuerpo no tener que “matarme” y aún así ver cambios que me gustan,

Un día en una cita donde una nutricionista, ella sacó un libro que se llama “Live right for your type” (que habla del tipo de estilo de vida y dieta que uno debe de llevar de acuerdo al tipo de sangre) y me dijo que de acuerdo a mi sangre B+ el ejercicio que más me favorecía era de intensidad moderada y cardio como caminatas. Yo nunca había creído en ese tipo de cosas, pero me quede sorprendida porque en efecto eso era cierto para mí. Es increíble como mi cuerpo solito me lo dijo, hasta que yo decidí hacer el cambio porque así lo fuí sintiendo.

Hay un tema super importante con el ejercicio que es el ambiente hormonal, principalmente en mujeres, y con el cortisol. El cortisol (hormona que el cuerpo produce en grandes cantidades cuando hay muchos niveles estrés) y el efecto en sí de lo que produce esta hormona, es aumentar la producción de glucosa en el cuerpo durante los periodos de estrés y el consumo de proteína (del propio cuerpo, o sea músculo) si se mantiene alta por mucho tiempo. Se ve afectada muchas veces por el tipo e intensidad del ejercicio. El CrossFit o ejercicios muy intensos y muy duros, pueden tener este efecto y más si no hay una adecuada recuperación.

Yo en todo este proceso de sentirme y verme mejor he ido a muchas citas y he consultado con varios profesionales sobre este ese tema, y me di cuenta que tenía los niveles de cortisol demasiado altos, y que fué por mucho tiempo. Eso solamente mantenía mi cuerpo en estado de estrés haciendo que mis hormonas estuvieran tan desequilibradas que bajar de peso era imposible. Todavía tengo desequilibrio hormonal que me ha afectado otras partes del cuerpo pero estoy trabajando en mejorarlo.

El CrossFit es un chuzo y creo que me va a gustar siempre, pero no es para mí ni para mi tipo de cuerpo. Hay muchos tipos de cuerpo y tipos de entrenamiento que le sirven a cada uno y yo con la experiencia que he tenido puedo decir que solo probando uno conoce su cuerpo y aprende qué le sirve más o menos.

Mi intención es dejarles la inquietud de que prueben con diferentes tipos de ejercicio a ver que les funciona a ustedes y no aguevarse en el proceso si no ven de inmediato los cambios que buscan, esto es un proceso y no es fácil ni rápido, el cuerpo necesita unos meses para adaptarse al tipo de ejercicio para empezar a dar resultados.

Es necesario tener un objetivo claro, si es estético, de rendimiento, de disfrute o de salud porque esto es lo que nos va a guiar por un camino o por el otro, y siempre hacer lo que nos hace sentir cómodas y felices con nuestro cuerpo porque al final del día eso es lo más importante.