¡La copa menstrual cambió mi vida!

Suena un poco exagerado tal vez, pero enserio es de lo mejor que me ha pasado. Este es un tema bastante tabú creo, pero todas las mujeres en el mundo tienen menstruación así que creo que no debería de ser tan complicado o raro hablar de esto.

Siempre odié las toallas, en realidad nunca las usaba, siempre preferí los tampones. Las toallas son como pañales a mi parecer, se marcan y son demasiado incómodas ¡enserio lo peor!

Siempre he sabido que hay riesgos al usar tampones, hay una enfermedad que se llama el síndrome de shock tóxico que puede darse por el uso de tampones, y bueno hoy en día que no tiene riesgo de alguna enfermedad ¿cierto? Pero bueno, es algo para tomar en consideración y saber a lo que nos exponemos. Siempre lo supe, y siempre me preocupaba pero en realidad no pensé que había mucho que hacer al respecto.

Otra cosa, ¿se han puesto a pensar en la cantidad de desechos que produce una mujer a lo largo de su vida con sólo el uso de toallas sanitarias, tampones y protectores diarios? Enserio pobre mundo y cómo aguanta tanto desecho que generamos y tanto mal que le hacemos muchas veces con todos los productos, paquetes, botellas plásticas y demás que desechamos día tras día.

La primera vez que escuché mencionar la copa menstrual fue hace como unos 5 años, y me reí. Ni siquiera sabía que eso existía y que enserio la gente lo usaba. Para ser sincera me dio como asco y pensé que era 100% hippie y que jamás era para mí.

Pasaron los años y de repente me intrigaba, no podía creer que la gente lo usara. Hace como 2 años una conocida me contó que ella lo usaba y que era lo máximo, que era súper cómodo y fácil de usar, pero bueno, yo igual me sentía re quitada con el tema.

Un día lo comenté con mi novio Mario, que es médico y me dijo ah sí claro, es súper común y mucha gente lo usa. Y yo ¿enserio?, no se porqué seguía escéptica con el tema, me parecía rarísimo pero al parecer era más común de lo que pensaba.

En fin, desde el año pasado que he sido más “consciente” de lo que pongo en mi cuerpo y los tóxicos y químicos a los que nos exponemos, empecé a sentir más curiosidad por la copa menstrual. Incluso me di cuenta que varias de las bloggers que sigo de wellness y salud las usaban. Entonces bueno, empecé a buscar una a ver que tal me iba.

Claro que da mucha inseguridad, porque uno siente que es imposible meterse eso ahí abajo, y luego como se lava y si se “sale” algo, o no se mil cosas pensaba. Además el tamaño es todo un tema porque resulta que hay tallas. Hay tamaños depende de si ya uno tuvo hijos o no, o si tiene el cuello del útero alto o bajo, osea más enredo.

Traté de comprar una aquí en Costa Rica por medio de una amiga, y también vi unas en una página que se llama Copa Menstrual Femmecup Costa Rica pero tampoco sabía que talla era y al final no la compré.

Ahora que fuí a Barcelona, vi una en una macrobiótica y ni lo pensé de una vez la compré, había S y M y la M era para mujeres que ya habían dado a luz así que S.

Hay que esterilizarla antes de usarla con agua hirviendo. También tiene un palito que es para poder sacarla y en las instrucciones decía que se podía cortar porque depende de la altura del cuello del útero puede quedar muy afuerita y se siente y estorba.

Me vino y yo estaba emocionadísima por usarla, me la puse así como venía y el primer día ese palito si me estorbó entonces lo corte como a la mitad con una tijera.

No puedo explicarles lo cómodo que es, osea es como andar sin nada uno no la siente. Es demasiado fácil de poner, sacar y lavar no se sale nada y todo enserio se siente perfecto.

Se mete como doblándola a la mitad y listo adentro ella se abre solita y se queda ahí no se mueve para nada. Al final del día (porque se puede usar hasta por 12 horas) uno se la saca la lava con jabón y listo para usarla de nuevo.

 

 

La he usado en dos ciclos ya y de verdad no puedo creer que exista y que hasta ahora la descubrí. Es enserio de las mejores cosas que he descubierto y es por eso que decidí escribir este post. Si alguna lo ha pensado o lo está considerando de verdad no lo piense dos veces.

Si odian y se sienten muy incómodas con los tampax y toallas enserio esto les va a cambiar la vida.

Yo casi que espero que me venga la regla para usarla de nuevo jaja además de que amo que me venga porque significa que mi cuerpo está volviendo a producir óvulos y se regula el ciclo, mejora la piel etc.

Al principio uno siente que es raro estando tan en contacto con la menstruación o lo que sea, pero es una tontera, es parte de lo que nos da el privilegio de tener hijos  y conectar con la energía femenina tan poderosa que tenemos. Es natural y lo producimos nosotras mismas, no es nada raro ni asqueroso.

Lo de la talla creo que no hay que es asunto es ir probando y pero por lo general si uno no ha tenido hijos de fijo una small normal le sirve.

¡Espero que se animen y me cuentan o preguntan si tienen alguna duda y les puedo ayudar en algo, suerte!